ADAPTACIÓN ACÚSTICA EN INTERIORES

La adaptación acústica en interiores es la base cuando se trabaja con el sonido, así como esencial, para obtener audios de alta calidad tan demandados por los amantes del sonido. Ni siquiera los mejores altavoces podrán sonar bien en lugares que no están adaptados a la acústica del lugar. Cuando nos decidimos por unos altavoces o monitores de estudio debemos tener en cuenta el tamaño de la sala en la que se emplazarán. No vale la pena comprar altavoces con una gran membrana que pueden generar frecuencias muy bajas si planeamos colocarlos en una habitación pequeña. Está demostrado que el efecto de las ondas estacionarias y la cancelación de las ondas en contrafase hace que las frecuencias bajas lo sean aún más incluso con altavoces con una membrana mucho más pequeña. En cuanto al posicionamiento de las fuentes de sonido, se considera que es mejor colocarlas a lo largo de la pared más larga. Gracias a ello, hacemos posible el “desarrollo” de las ondas sonoras, especialmente el de las frecuencias bajas, cuya longitud puede ser de hasta 10 metros. Asimismo, se produce una amortiguación natural de las ondas sonoras en el aire. Sin embargo, un posicionamiento diferente de las fuentes de sonido no invalida una determinada sala, sino que se pueden lograr grandes efectos de sonido con los paneles acústicos adecuados. La geometría de la sala es también un factor acústico muy importante, por lo que se suelen evitar salas de base cuadrada. Las salas de base rectangular darán mejores resultados. Las paredes irregulares pueden resultar tener un efecto positivo en la acústica. Cuando elegimos una sala, designamos la posición donde instalar el equipo, y deberíamos empezar pensando en colocar paneles acústicos adecuados, es decir, comenzar la adaptación acústica.

Adaptacja akustyczna pomieszczenia odsłuchowego
Adaptación acústica en interiores

Adaptación acústica de una sala pequeña

La adaptación acústica de una sala pequeña, tanto en una emisora de radio, como en una pequeña habitación en casa para escuchar música o en una escuela de música, puede ser acústicamente exigente incluso en los espacios más pequeños. A diferencia de grandes salas de conciertos, estos lugares deben estar diseñados de manera que sean neutrales. Solo deben añadir una sutil personalidad al sonido o grabación que se reproduce en la sala. Uno de los primeros métodos de diseño de pequeños espacios interiores fue descrito por Don Davis y Chip Davis, cuya técnica se llama “Live-End Dead-End (LEDE)”. Esta técnica supuso la creación de una zona en la que las ondas son intensamente absorbidas y otra zona en la que se dispersan impetuosamente. Más tarde, la técnica LEDE fue desarrollada por D’Antonio y Konnert, quienes introdujeron métodos prácticos para garantizar una zona libre de reflejos acústicos (RFZ – Reflection-Free-Zone). Propusieron también la designación de un punto de mejor escucha, conocido como ‘Sweet Spot’. Este punto o posición se encuentra donde el sonido estéreo llega desde ambos lados al mismo tiempo. En las últimas dos décadas, el proyecto RFZ ha demostrado ser útil, y como corroboración de este hecho ha sido utilizado en más de mil objetos. Si desea aplicar estas técnicas que hemos comentado, recomendamos utilizar para ello los paneles acústicos Addictive Sound.

Adaptación acústica de una habitación – pequeños espacios

La adaptación acústica de una habitación o de pequeños espacios como, por ejemplo, una sala de escucha, es un verdadero desafío, ya que el mayor problema son las frecuencias por debajo de los 500 Hz. Lo mejor que podemos utilizar en estos casos son paneles absorbentes de banda ancha o trampas de graves. Las trampas de graves funcionan muy bien en las esquinas de la estancia, puesto que en ellas es donde se acumulan las frecuencias más bajas. Conviene colocar primero las trampas en las esquinas detrás de la fuente de sonido, sin necesidad de instalarlas desde el suelo hasta el techo. Una trampa de graves colocada en una esquina ecualizará y acortará el tiempo de reverberación en frecuencias situadas alrededor de 50 a 250 Hz. No obstante, colocar una trampa de graves sobre otra puede ofrecer mejores resultados, mientras que en el resto de esquinas se pueden seguir instalando más trampas de graves.

Adaptacja akustyczna pokoju - małych pomieszczeń
Adaptación acústica de una habitación – pequeños espacios

Adaptación acústica y absorbentes

DLos paneles absorbentes de banda ancha pueden colocarse prácticamente en cualquier lugar de la habitación para mejorar su acústica. Lo único a tener en cuenta es no insonorizar demasiado la habitación colocando muchos de estos, ya que tampoco es aconsejable un tiempo de reverberación demasiado corto. De acuerdo con la técnica RFZ, es mejor colocar los paneles absorbentes en los lugares donde llegan los primeros reflejos de sonido. Para saber dónde se localizan los primeros puntos de reflejos de sonido, puede guiarse a través de vídeos en la red. Después de instalar los paneles absorbentes en las paredes laterales, aconsejamos colocarlos en el techo, de igual forma, en el punto del primer reflejo. Al colgar los paneles en la pared detrás de los altavoces, podemos obtener más control sobre las frecuencias bajas. Los absorbentes pueden ubicarse también detrás del oyente, a pesar de que la técnica LEDE sugiere colocar ahí sistemas de difusión de sonido. Si no desea invertir en difusores y considera que el tiempo de reverberación es el adecuado, es totalmente recomendable colocar los absorbentes en la pared detrás del oyente. Los absorbentes de banda ancha son considerados la base de cualquier adaptación acústica al contribuir en esta en gran medida.

79,90 113,90 
72,90 

Disposición de los difusores acústicos – adaptación acústica de una habitación

La disposición de los difusores acústicos está condicionada por su distancia con respecto al oyente, por lo que afecta a la adaptación acústica de la habitación. Depende de la distancia al oyente, puesto que depende a su vez de la dispersión de las frecuencias bajas de un determinado sistema acústico. Se supone que debe estar al menos a 1 metro del oyente para que el sonido se pueda dispersar correctamente. A grandes rasgos, la función de los difusores es que el sonido de una habitación se escuche como si estuviéramos en una habitación mucho más grande. Se recomienda que los difusores se sitúen detrás del oyente, aunque también se pueden acoplar perfectamente en las paredes laterales donde tiene lugar el primer reflejo del sonido, incluso en la pared tras los altavoces. Al ubicarlos de esta forma, muchas personas afirman que notan más “profundidad” en la habitación. En nuestra tienda Addictive Sound, también podrá encontrar paneles acústicos híbridos, los cuales combinan sus propiedades absorbentes y difusoras. Ahora bien, ¿qué podemos hacer si la habitación no es rectangular ni cuadrada, o si el punto de los primeros reflejos de sonido se encuentra en una ventana o en una puerta? ¿Y si no es posible colocar simétricamente los elementos en las paredes? Recuerde que no debe alterar el sonido estéreo, debido a que es extremadamente importante para la recepción del sonido. En ese caso, le recomendamos que haga uso de nuestro asesoramiento profesional.

Adaptación acústica profesional en oficinas

Ofrecemos adaptaciones acústicas profesionales en oficinas, salas de conferencias y salas de espera. En oficinas donde se reúne a una gran cantidad de empleados, a menudo surgen problemas con la reverberación del sonido. Llamadas telefónicas, conversaciones o conferencias son algunas de las causas de incomodidad que aparecen en dichos lugares.
Hacemos tabiques móviles acústicos de diferentes medidas, prácticamente sin límites. Podrá controlar la acústica gracias a nuestros productos, así como disfrutar del trabajo en silencio, lo que resultará en un mayor bienestar y concentración en sus ocupaciones.
¡Le presentamos el nuevo tabique móvil absorbente de dos caras!

Adaptacja akustyczna pomieszczeń biurowych
Adaptación acústica profesional en oficinas